Los chicos, mi hombre y yo…

Hay chicos que me gustan sólo para mirarlos.

Hay chicos que me encantan solo con escucharlos o tener una de esas charlas donde todo parece ser una conexión, como en una puesta de sol.

Hay chicos que me atraen solo porque me hacen sonreír y reír a carcajadas.

Hay chicos que me fascinan con tan solo besarlos y acariciarlos, donde un beso hace fundir esa magia cósmica llamada química.

Hay chicos que me atraen solo un instante, como aquel cruce de miradas en el que unos pocos segundos equivalen a una explosión estelar que luego se desvanece.

Hay chicos que me incitan a abrazarlos, quererlos, amarlos y hacer el amor hasta el fin del universo.

Hay otros que me llenan de pasión y ganas de compartir una de esas noches locas e intensas de sexo hasta el amanecer.

En cambio, a ti… ¡A ti, hombre, te quiero para todo!