la esencia

Siempre tuve esa sensación dentro de mí.
Nunca sentí que perteneciera a un solo lugar sino al mundo.
Siempre tuve esa curiosidad y ganas de explorar el planeta como si de una expedición se tratara.
Siempre tuve ese coraje de abandonar todo cada vez y rehacer de nuevo, como cuando todo se derrumba y luego, vuelves a renacer.
Siempre tuve presente ese sentimiento de amor profundo que brilla cuando miras a los ojos de alguien a quien, realmente amas.
Todo existió y fue en algún momento de mi vida.
A veces cierro los ojos y siento esa emoción que un día estuvo viva, plena y fue verdadera.
Hoy, siento que eso fue y ya no es. 
Es ese deseo de volver a volar y sentir aquello a lo que yo algún día llamé libertad...
Solo sé que sin ella la vida me falta.

- Diarios de soledad -