Contradicciones

Es duro levantarse cada día y sentir que deseas salvar al planeta de esta miserable era, sin embargo, la realidad es que ni siquiera te llega la plata para un alquiler en condiciones…

Es duro levantarse cada día y sentirse abrazada a alguien del que, una mañana ni si quiera recordarás su nombre, ya ni te digo del color de sus ojos, bueno que más da ya se fue…

Es duro levantarse cada día sin tener ni puta idea de si al final conseguirás ese pan que tanto acompaña a la cena, y ya ni te cuento cómo hacer para el vino…

Es duro tener todo cuanto deseas en un momento presente y no saber ni a dónde ir ni qué coño hacer con tu vida, quizás jamás nunca lo sepas…

Es duro saber que tienes cualidades más que suficientes para conseguir lo que te propongas e importarte una mierda todo, porque sabes, que lo que verdaderamente importa hoy en día es nada más que descansar y centrarte en ti misma…

Es duro saber que algún día quizás querrás tener hijos y eso nunca suceda o sea demasiado tarde…

Es duro saber que si algún día los tienes, adiós a tu más querida profesión, si es que aún la conservas o la tuviste algún día…

Es duro no querer nada de nadie y a la vez todo, sin embargo, lo único que deseas en esos momentos es compartir tu más querido y ardiente corazón, y entonces la mente se puso celosa…

Es duro levantarse cada día y tener que afrontar esta mierda de contradicciones que aunque te ayuden a vagar libremente ante la vida siempre habrá una jodida ilusión que te haga imposible la existencia…